Instituciones académicasInstituciones académicas

Satisfacción del profesor

Conoce cómo evalúan los profesores las diferentes áreas de una
institución educativa

Ver ejemplo

Indaga sobre cómo se sienten los profesores en relación a diferentes aspectos de la institución educativa, tales como: relación con los estudiantes y las autoridades, disponibilidad de recursos para la investigación, oportunidades de desarrollo profesional, ambiente institucional y retribuciones económicas.

Satisfacción del profesor
Satisfacción del profesor
Satisfacción del profesor

¿Cómo empiezo la encuesta?

En primer lugar, antes de redactar el cuestionario, elabora un listado de tus objetivos, ¿qué es lo que deseas averiguar?

Etapas

1. Redactar cuestionario

Los cuestionarios cuanto más cortos, mejor.
Cuanto más corto es un cuestionario, más encuestados llegan hasta el final. Cuánto más corto es un cuestionario, mayor es la calidad de sus respuestas porque los encuestados no se fatigan. Selecciona bien las preguntas de tu cuestionario, prioriza si es necesario, no pretendas preguntarlo todo, pregunta lo más importante.

Utilice un lenguaje sencillo, claro, directo y específico
Procura que tus encuestados no tengan que adivinar lo que quieres decir.

No renuncie a la riqueza de los comentarios abiertos
Las preguntas abiertas o de respuesta abierta permiten que el encuestado se exprese en sus propias palabras. Este tipo de pregunta nos proporciona información cualitativa que enriquecerá el análisis posterior.

Utilice una de nuestras plantillas como base:
Encuesta te proporciona una amplia variedad de plantillas redactadas por expertos que te pueden servir de punto de partida. Estas plantillas contienen las preguntas clásicas de cada tipo de encuesta. La aplicación te permite tomar cualquiera de estos modelos como base y editar las preguntas para adaptarlas, en caso necesario, a sus necesidades concretas.

2. Programar cuestionario

Utiliza el tipo de pregunta más adecuado en cada caso:
Encuesta te proporciona 17 tipos de pregunta; escoge la que mejor se adapte a la cuestión que planteas.

El aspecto de tu encuesta es importante, personalízala:
Encuesta te permite personalizar los colores de sus fuentes y de sus fondos. Añade imagen en tus encuestas. Introduce tu logotipo.

Antes de enviar la encuesta, conviene probarla:
Envía la encuesta a otras personas de la organización para asegurarte de que todo funciona correctamente, especialmente si la encuesta tiene lógica condicional.

3. Recopilar respuestas

Una vez elaborado el cuestionario, es hora de enviar la encuesta a los clientes.

En la mayoría de los casos se enviará a los clientes un email de invitación para responder la encuesta. El sistema encuesta incorpora un completo editor y una herramienta de envío de emails que, además, te permite hacer un seguimiento de la tasa de respuesta de esos emails de invitación, así como enviar recordatorios a quienes aún no hayan respondido. Aparte del envío principal, suelen realizarse uno o dos recordatorios. El tiempo de recogida de respuestas, incluyendo envío y recordatorios, suele ser de 10-14 días.

También existen otros métodos para recopilar las respuestas, distintos del email y menos frecuentes para este tipo de encuesta, como son publicar un enlace a la encuesta en una web, en las redes sociales, o mediante códigos QR.

4. Analizar resultados

Los resultados de tus encuestas son accesibles mediante un informe online en tiempo real. Las versiones de pago de e-encuesta te permiten descargar los resultados en Excel (respondentes en filas y respuestas en columnas), así como los gráficos. Asimismo, el sistema te permite hacer filtrado de respuestas.

5. Implementación de acciones derivadas de los resultados de la encuesta y seguimiento

Con los datos sobre la mesa, hay que asegurarse de que los comentarios se implementen. La información recogida ayuda a identificar los principales ratios y métricas que hay que comenzar a monitorizar.

¿Y ahora qué?

Ya tenemos resultado... ¿y ahora qué?
Al contrario de lo que muchas empresas puedan pensar, esta campaña no finaliza con el envío de la encuesta, sino que hay que ir más allá presentando resultados (totales o parciales) o aun mejor, comunicar las medidas que se pondrán en marcha gracias a las conclusiones del estudio.
Acciones como éstas influirán en la percepción de la evaluación del año siguiente: si los empleados constatan que su opinión se ha tenido en cuenta, podemos esperar que aumente la participación el siguiente año.
Repite la encuesta cada año; no se trata de obtener un diagnóstico puntual, sino de descubrir tendencias. La frecuencia de estos proyectos suele ser de una vez al año.

Ver ejemplo
arrow_back_iosTODAS LAS PLANTILLAS